1
Feb

Alternativas “carsharing” en Madrid

Muchos expatriados internacionales acostumbrados a desplazarse en sus coches, se encuentran con algunas sorpresas al llegar a Madrid, ¿por qué es tan difícil (y tan caro) conseguir parking en Madrid? ¿qué es esa nueva ley de “Madrid Central”? Madrid es claramente una ciudad compleja para el transporte, es por eso que el ayuntamiento y sus ciudadanos apuestan fuertemente por el transporte público y por las alternativas emergentes. 

Patinetes, scooters y bicicletas, el concepto “sharing” se adapta perfectamente al urbanismo de Madrid. El carsharing eléctrico es una nueva alternativa de movilidad que abre las puertas a medios de transporte en todos los entornos urbanos de Madrid. En el 2019 se han duplicado sus flotas, además, el ayuntamiento de la capital ha facilitado que varias empresas puedan expandir sus zonas de servicio.

Esta nueva alternativa de movilidad ofrece numerosas ventajas frente al coche particular. Al ser coches 100% eléctricos circulan sin limitaciones cuando hay episodios de alta contaminación y por la zona de Madrid Central. Ademas, se pueden estacionar en cualquier plaza dentro de la zona de estacionamiento regulado (SER).

La mayoría de estas empresas tienen un proceso de alta similar, los usuarios se dan de alta (muchos con códigos de descuento y con minutos gratis) reservan y abren el vehículo mediante la correspondiente aplicación móvil. Para darse de alta el usuario debe cumplimentar sus datos y evidenciar la vigencia de su carne de conducir.

Las principales empresas de carsharing en Madrid son:

Car2go

La pionera de los coches compartidos llego a Madrid hace aproximadamente 4 años, Car2go empezó siendo un biplaza, pero este año ha sacado nuevos modelos de 4 y 5 plazas para poder enfrentarse a su competencia. Asimismo, ha aumentado su flota con un total de 850 unidades que le permitirá aumentar su disponibilidad en áreas de alta demanda.

Zity

Esta empresa, que nació en diciembre de 2017 de la mano de Renault y Ferrovial, ya ha conseguido atraer a más de 100.000 usuarios. Los coches ZITY son modelo Renault ZOE, de 5 plazas, compacto pero con amplio maletero. Tiene un área de circulación extensa que llega hasta Alcobendas, Hortaleza o Ciduad Lineal.

Wible 

La última empresa de carsharing en llegar a Madrid. Más de 500 coches modelo Kia Niro Híbrido. Wible dispone de plazas en parkings subterráneos de la ciudad y bases propias fuera de ella, para hacerte la vida más fácil.

Al este de la capital, Wible abarca todo el perímetro limítrofe con la calle Arturo Soria hasta la calle Alcalá y los barrios de Concepción y Quintana. Al oeste, la Ciudad Universitaria y su perímetro.

Emov

No solo las empresas privadas de movilidad han descubierto un importante tirón con el coche compartido, las marcas de coches, también, especialmente aquellas que cuentan con vehículos muy interesantes para la movilidad urbana sostenible y les resulta interesante alquilar su propia gama de vehículos, es el ejemplo del grupo Eysa con Emov. Se ha ampliado las zonas hasta Sanchinarro y Las Tablas, y se está extendiendo hacia Ventas y Pueblo Nuevo.

Tarifas por minutos, no contamina y por lo tanto es una gran ventaja desde la llamada norma “Madrid central” que entró en vigor el pasado 30 de noviembre. Algunas empresas como Zity han señalado que desde la entrada en vigor de Madrid Central, un 36% de número de personas registradas, alcanzando los 157 mil usuarios.

Madrid es una ciudad que apuesta claramente por un transporte más limpio y un medio ambiente más protegido. Las empresas de carsharing eléctrico representan una revolución en este sentido.


Por Martina Familari – Global Relocation Consultant

Expat Advisors 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.