Protocolo de negocios para un expatriado

Protocolo de negocios para un expatriado
13
Ene

¿A punto de hacer una presentación de negocios para una audiencia internacional? A continuación, os damos las claves para mejorar las habilidades de comunicación intercultural de un trabajador expatriado siguiendo el protocolo de negocios:

-Independientemente del país en el que estés, evita hablar de los 3 tabúes tradicionales –sexo, religión y política-.

-Cuando te pregunten sobre tus pensamientos, sentimientos y opinión sobre el país de tu colega extranjero, intenta no opinar. Es importante que conozcas cultura, costumbres, hábitos, etc del país en el que te encuentras.  Mejorando tus competencias interculturales conseguirás integrarte más fácilmente con los locales.

Por otro lado, cuando hables sobre tu país de origen, hazlo de forma generalizada. Ten en cuenta que en algunas culturas, la interrogación puede incluir preguntas que podrían considerarse intrusivas o incómodas.

-El intercambio de las tarjetas de presentación. En la cultura asiática es casi un ritual protocolario, ya que les ayuda a formar las primeras impresiones sobre el trabajador expatriado mientras que, para occidente, son sólo una forma de transferir datos de contacto. Por ejemplo, el intercambio debe hacerse de pie y empezando por la persona de mayor rango profesional, etc.

-Regalos: debes tener en cuenta las tradiciones y simbolismos de cada cultura. Tanto el contenido como continente son muy importantes, ya que en varios países los regalos no son abiertos en presencia de quienes los ofrecen. Además, los colores, estilos y diseños del empaquetado pueden tener diferentes significados en cada cultura. Por ejemplo, en Asia el blanco y el negro son colores asociados a los funerales, el rojo simboliza la salud y la felicidad, el amarillo, la riqueza y el éxito.

-Comunicación no verbal: No se puede gesticular de forma exagerada, creyendo que esta actitud le da mayor dinamismo a nuestra exposición. Cuida el contacto visual, reparte la mirada entre todos los interlocutores, salvo que queramos hacer cierto hincapié en un determinado directivo o ejecutivo, ya que puede dar la sensación de falta de honestidad, engaño.

-Ropa: Hay compañías como bancos y financieras que requieren una vestimenta clásica -traje de chaqueta-, mientras que otras compañías optan por vestuario informal. En caso de duda, opta por un vestuario neutro, entre lo formal y lo sport. Todo lo que nos ponemos, refleja, en cierta medida, nuestra personalidad.

Cuando un trabajador expatriado forma parte de un programa de movilidad internacional debe prepararse para conseguir con éxito la adaptación a su nuevo destino. Es aquí donde, nuestros programas de coaching intercultural, role playing, etc se ponen en práctica para mejorar habilidades de comunicación intercultural del expatriado y combatir el shock cultural.

Estos programas de formación consisten en seminarios en los que se proporciona asesoramiento práctico antes y después de la llegada al nuevo destino para ajustarse a nuevas necesidades culturales y profesionales.